26 remedios caseros naturales para tratar el absceso dental

GuiasPracticas

Administrator
Staff member
#1
26 remedios caseros naturales para el dolor de infecciones dentales

La infección dental también se denomina diente con absceso y ocurre entre el diente y las encías o en la raíz del diente. Hay muchas causas de esta enfermedad. Sin embargo, la causa más común son las bacterias dañinas que afectan la raíz del diente atravesando astillas, cavidades dentales o grietas. Después de eso, estas bacterias se extenderán hasta la punta de la raíz. Si padece una infección dental, puede experimentar inflamación, dolor y bolsas de pus. Si esta enfermedad no se trata pronto y con cuidado, las bacterias dañinas se extenderán a sus huesos que sostienen su diente.

Como resultado, dará lugar a algunas complicaciones graves. Incluso cuando no sienta dolor o el dolor se reduzca, no significa que la infección haya sanado. Las bacterias dañinas aún se desarrollan y afectan el tejido. Por lo tanto, Es importante ver a su dentista porque la infección del diente no puede tratarse completamente por sí sola. Sin embargo, puede aplicar remedios caseros naturales para el dolor de las infecciones dentales como tratamiento complementario. Estos remedios caseros te ayudarán a aliviar el dolor, la inflamación y acelerar el proceso de curación.


Una infección dental es la bolsa de pus que a menudo es causada por bacterias dañinas. Este absceso del diente puede ocurrir en cualquier región del diente por diferentes razones. Específicamente, un absceso periapical ocurre en la raíz de su diente, mientras que un absceso periodontal ocurre en las encías que están al lado de la raíz del diente. Hay muchas causas de esta enfermedad, como enfermedad de las encías, caries, dieta alta en carbohidratos, azúcar, mala higiene dental, comida pegajosa. A veces, también es causado por un trabajo dental previo o una lesión dental. Es importante que visite al dentista para tratar la infección dental por completo porque es imposible tratarla por su cuenta.

El dentista drenará el absceso y eliminará la infección de su diente. Los dentistas harán todo lo posible para salvar la raíz de su diente afectado con un tratamiento de conducto; sin embargo, en algunos casos graves, será necesario extraerlo. La posible razón puede ser que la infección del diente no tratada dará lugar a algunos problemas graves que amenazan la vida. Sin embargo, ¿cómo sabe que está sufriendo una infección dental o un absceso dental? Estos signos y síntomas aquí le indicarán el tiempo que debe necesitar para programar una cita con el dentista. El síntoma común de una infección dental es un dolor de muelas agudo y punzante.

Puede sentir dolor en el diente afectado al masticar o morder los alimentos. Cuando sufre una infección dental, su diente afectado se volverá sensible a los alimentos fríos o calientes. Como resultado, el absceso de la bocina disminuirá el apetito y el gusto. Los pacientes con infección dental verán hinchazón en la cara o mejilla. Es difícil para los pacientes abrir la boca o tragar alimentos.

Otros signos y síntomas de infección dental incluyen ganglios linfáticos inflamados debajo de la mandíbula o en el cuello, mal aliento y fiebre. La infección dental requiere un diagnóstico y un tratamiento especiales y cuidadosos por parte del dentista. Sin embargo, me gustaría presentarles a los lectores de algunos remedios caseros naturales para el dolor de infecciones dentales.

1. Ajo
Debido a que el ajo contiene propiedades antibióticas y antiinflamatorias naturales, se convierte en los remedios caseros efectivos para las infecciones dentales que debe conocer.

La aplicación del tratamiento con ajo reducirá el dolor y evitará que las bacterias se propaguen .
Para hacer este tratamiento, debes ponerte un diente de ajo fresco en la boca y tomar el jugo triturándolo con los dientes. Siga masticando hasta que el dolor de muelas disminuya. Después de eso, escupe el ajo izquierdo y enjuague su boca con agua tibia. Debido a que el ajo puede dejar un olor desagradable en la boca después de la aplicación, puede poner unas gotas de aceite de clavo en el agua y enjuagarse la boca. El aceite de clavo te ayudará a hacer desaparecer el olor. Alternativamente, puede mezclar ½ cucharadita de ajo en polvo con un poco de sal y luego aplicar la solución en el diente afectado donde sienta dolor. Déjelo reposar durante unos 10 minutos antes de enjuagarse la boca con enjuague bucal. Otra opción es frotar el aceite de ajo directamente sobre el diente afectado. Para obtener un gran resultado, debe volver a aplicar este tratamiento tres o cuatro veces al día durante varias semanas.



2. Extracción de aceite o aceite de coco
Otro tratamiento de remedios caseros para el dolor de infecciones dentales es el enjuague con aceite. Este tratamiento se usa a menudo en la práctica ayurvédica antigua, que es eficaz para tratar las encías dolorosas o un diente con absceso. Es un remedio útil y debe probarlo porque el enjuague con aceite reducirá y eliminará eficazmente la gran cantidad de bacterias dañinas presentes en la boca. Además, ayuda a eliminar la toxina de la boca. Como resultado, con el oil pulling, se promoverá la salud bucal y general. Para utilizar este tratamiento, debe necesitar aceite de coco extra virgen. Ponga una cucharada de este aceite en su boca. Después de eso, agita el aceite dentro de tu boca durante unos 15 minutos. Debe asegurarse de no tragar este aceite. Continúe haciéndolo durante 15 minutos antes de enjuagarse la boca con agua tibia. Debe repetir el proceso dos veces al día si desea lograr un resultado satisfactorio. Sin embargo, no debe hacerlo cuando su estómago esté vacío.

3. Clavo
El clavo es el remedio eficaz que le ayuda a tratar cualquier tipo de problema dental, incluido un absceso o una infección dental. La posible razón puede ser que contenga propiedades analgésicas, antisépticas o antibacterianas. Estas propiedades juegan un papel importante en el alivio de la inflamación, el dolor de muelas y el dolor en las encías.
Para realizar este tratamiento, debe sumergir el hisopo de algodón en la solución de clavo y luego aplicarlo sobre el diente dolorido durante unos minutos. La opción alternativa es colocar un diente entero entre el diente afectado y la mejilla. Agítelo y mastíquelo hasta que se libere el jugo de clavo. Debe mantener el jugo en la boca durante unos 30 minutos antes de enjuagarlo con agua tibia. Usando clavo para tratar la infección dental, puede aplicar muchas soluciones. Por ejemplo, el clavo se puede combinar con aceite de coco. Solo necesitas freír un poco la sartén y luego agregar una cucharadita de aceite de coco a calentar. Después de eso, agregue tres dientes triturados y fría a fuego lento durante dos minutos. Retire la sartén y apague el fuego. Coloca los dientes fritos en la licuadora para hacer el polvo fino. Finalmente,
Alternativamente, puede freír los clavos en aceite de sésamo o mostaza y hacer los mismos pasos que el clavo con aceite de coco. La combinación de aceite de oliva y aceite de clavo debe incluirse en una lista de remedios caseros para la infección dental debido a su efectividad. Debe mezclar ¼ de cucharada de aceite de oliva con 2 o 3 gotas de aceite de clavo en un bol. Mézclalo bien y luego sumerge el hisopo de algodón en esta solución. Frote la bola de algodón en el diente infectado o puede colocar el hisopo de algodón entre el diente con absceso. Deje que la solución se asiente sobre el diente afectado el mayor tiempo posible. El tratamiento debe volver a aplicarse varias veces al día durante algunas semanas para obtener el resultado más satisfactorio.

4. Bolsa de té negro
Si desea buscar remedios caseros naturales para la infección dental, no debe ignorar la bolsita de té negro. Debido a que la bolsita de té negro contiene taninos, te ayudará a reducir el dolor y la inflamación causados por la infección dental. Además, el té negro tiene propiedades antioxidantes que son efectivas para combatir las infecciones dentales y mejorar la salud bucal.
Para preparar este tratamiento, en primer lugar debes sumergir la bolsita de té negro en el agua tibia durante 3 o 5 minutos. Después de eso, retire la bolsita de té del agua y luego apriétela para eliminar el exceso de agua. Aplique la bolsita de té en el diente infectado donde sienta dolor. Es mejor dejarlo durante horas o incluso puedes dejarlo reposar en tu diente durante la noche. Enjuágate la boca con agua salada tibia. Se recomienda repetir el tratamiento una vez al día durante unas semanas para obtener el mejor resultado.

5. Peróxido de agua
Se dice que el hidroperóxido puede matar las bacterias que causan un absceso dental o un diente infectado debido a sus propiedades antibacterianas y desinfectantes. Además, el peróxido de agua también le ayuda a aliviar el dolor y la inflamación desagradables causados por una infección dental o un absceso dental. El hidroperóxido también se considera un remedio eficaz para los dientes amarillos. Para tratar problemas dentales, solo necesita usar peróxido de agua al 3 por ciento de grado alimenticio. Agregue 2 cucharaditas de peróxido de agua en 1 cucharada de agua. Debe utilizar este tratamiento para lavarse la boca y escupir. No debes tragarlo. Se recomienda realizar este tratamiento solo tres veces por semana.
Otra forma diferente de cómo tratar una infección dental de forma natural y eficaz es mezclar 1 cucharadita de bicarbonato de sodio con suficiente peróxido de agua. Revuelva bien para hacer una pasta fina. Después de eso, aplique la pasta en el diente afectado donde sienta dolor durante unos minutos y escupe la pasta por completo. Lávese la boca con agua tibia. Debe repetir el tratamiento dos o tres veces por semana. Muchos pacientes con infección dental encuentran que esta forma es efectiva y útil. Sin embargo, el uso excesivo de peróxido de agua dará lugar a algunos efectos secundarios no deseados. Por lo tanto, debe asegurarse de no usar peróxido de agua para tratar abscesos o infecciones dentales más de tres veces por semana.

6. Vinagre de sidra de manzana
El vinagre de sidra de manzana es otra solución si busca remedios caseros naturales para el dolor de las infecciones dentales. Gracias a sus propiedades desinfectantes y antiinflamatorias, el uso de vinagre de sidra de manzana te ayudará a reducir el dolor y aliviar la inflamación así como a desinfectar el diente dolorido. Puedes comprar vinagre de sidra de manzana en la tienda local o en el supermercado. Se recomienda elegir el vinagre de sidra de manzana crudo y sin filtrar para tratar el diente afectado.
En primer lugar, debe ponerse una cucharada de vinagre de sidra de manzana en la boca y hacer buches de lado a lado durante un par de minutos. No te lo tragues. Escúpelo completamente. Después de eso, lávate la boca con un enjuague bucal. Debido a que el vinagre de sidra de manzana es seguro de usar y no causa ningún efecto secundario no deseado, puede realizar este tratamiento varias veces al día. Otra forma de utilizar el vinagre de sidra de manzana como remedio para la infección dental es mezclar 1 cucharadita de vinagre de sidra de manzana crudo en un vaso de agua tibia. Obtendrá un alivio significativo para el dolor de dientes y la infección dental si bebe este vinagre de sidra de manzana dos veces al día.

7. Agua salada
Al preguntar por los remedios caseros para las infecciones dentales, me gustaría presentarles la solución de agua salada. Hay muchos beneficios del agua salada que debes conocer. Específicamente, el uso de una solución de agua salada ayudará a reducir la inflamación y el dolor causado por el absceso dental, tratará cualquier infección y evitará que las bacterias dañinas se propaguen por la boca. El agua salada puede hacer eso porque contiene propiedades antibacterianas y antisépticas. Pon una cucharadita de sal en un vaso de agua tibia. Después de eso, mézclalo bien para que la sal se disuelva completamente en agua. Debe enjuagarse la boca con agua tibia. Se recomienda realizar este tratamiento dos o tres veces al día para prevenir más infecciones y brindar el consuelo y alivio del dolor desagradable causado por un diente con absceso. Debido a que esta solución es útil y fácil de usar,

8. Cúrcuma
Debido a que la cúrcuma contiene propiedades antiinflamatorias, antisépticas y antibióticas, la cúrcuma es eficaz para tratar la inflamación y el dolor causado por un diente infectado. Además, puede ayudarlo a promover la salud bucal. Por lo tanto, muchas personas usan la cúrcuma como uno de los remedios caseros efectivos para las infecciones dentales.
Para utilizar este tratamiento, debe mezclar 1 cucharadita de cúrcuma con suficiente agua para hacer la pasta fina. Antes de cepillarse los dientes, debe aplicar la pasta en el diente infectado y luego mantenerla durante unos 15 a 20 minutos. Después de eso, enjuague con agua tibia o enjuague bucal. Alternativamente, puede agregar una cucharadita de sal y un poco de cúrcuma en un vaso de agua tibia. Revuelva bien para asegurarse de que la sal y la cúrcuma en polvo se disuelvan por completo. Debe utilizar este tratamiento para enjuagarse la boca varias veces al día. Incluso cuando no sufra de una infección dental, enjuagarse la boca con una solución de cúrcuma le ayudará a mejorar la salud bucal.
Otra forma de utilizar la cúrcuma para eliminar el dolor de muelas y las infecciones dentales es mezclar 1 cucharadita de aceite de oliva o aceite de mostaza con ¼ de cucharadita de cúrcuma en polvo para hacer la pasta fina. Debe aplicar esta pasta en su diente afectado. Después de eso, déjelo reposar durante unos 15 minutos antes de enjuagarlo con agua tibia o enjuague bucal. Debe repetir estos remedios caseros varias veces al día si desea obtener un alivio significativo.

9. Aceite de orégano
Debido a que el aceite de orégano contiene propiedades antioxidantes y antibacterianas, el aceite de orégano se considera uno de los remedios caseros naturales para las infecciones dentales. El aceite de orégano lo ayudará a estimular su sistema inmunológico, combatir las bacterias dañinas que ingresan a la raíz del diente y acelerar el proceso de curación.
Se recomienda poner unas gotas de aceite de orégano en el diente y encía afectados y mantenerlo durante unos 15 minutos. Después de eso, puede lavarse la boca con agua tibia. Otra forma es preparar un enjuague bucal agregando 5 gotas de aceite de orégano en ¼ de taza de agua tibia. Mantenga la solución en su boca y agítela de lado a lado durante unos 10 minutos. Finalmente, escúpelo por completo. Debe asegurarse de no tragarlo. Es mejor si repite el proceso tres o cinco veces al día durante algunas semanas.

10. Menta
¿Ha oído hablar de la menta como el remedio versátil que puede ayudarlo a tratar muchos problemas debido a sus beneficios y propiedades útiles? Las personas a menudo usan menta para deshacerse del mal aliento en la boca. Además, la menta se considera la hierba eficaz para estimular la digestión normal, como la promoción de la función intestinal. Menta si se usa con frecuencia para tratar el estreñimiento. No es sorprendente que la menta sea eficaz para tratar el dolor de muelas, la inflamación y la infección causadas por un absceso dental. La posible razón puede ser que la menta contiene propiedades antiinflamatorias y antibacterianas. Por lo tanto, usar menta le ayudará a evitar que las bacterias dañinas se propaguen por su boca. Para tratar la menta, debe poner unas gotas de aceite de menta en el diente afectado y frotarlo suavemente con la mano durante unos minutos. Otra forma es extraer el jugo de menta de sus hojas. Debe seguir estos consejos varias veces al día y durante algunas semanas para obtener un resultado significativo.

11. Pimienta y sal
Todos sabemos que la pimienta y la sal son ingredientes versátiles y efectivos que pueden ayudarlo a tratar muchos problemas y problemas de salud. Sin embargo, la combinación de pimienta y sal se convierte en el tratamiento eficaz si busca remedios caseros para la infección dental o el absceso dental. Disminuirá la sensibilidad y el dolor desagradable de su diente. Para realizar este tratamiento, conviene mezclar una cucharadita de pimienta con una cucharadita de sal. Agrega un poco de agua para hacer una pasta fina. Después de eso, aplique la pasta fina en su diente infectado y déjela reposar durante un par de minutos antes de enjuagarla con agua tibia o enjuague bucal. Se recomienda hacer este tratamiento a diario para obtener un resultado más satisfactorio.

12. Cebolla
La cebolla se usa a menudo para tratar el dolor de muelas y las infecciones dentales debido a sus propiedades antimicrobianas y antisépticas. El uso de cebolla le ayudará a eliminar el germen bacteriano que causa la infección dental. Para usar la cebolla como uno de los remedios caseros efectivos para la infección dental o el absceso dental, debe masticar la cebolla en la boca hasta que se libere el jugo de cebolla. Después de eso, manténgalo en la boca durante unos minutos para reducir el dolor y la infección. Si no quiere masticarlo, puede colocar la cebolla cruda sobre su diente afectado. Este consejo también le ayuda a aliviar el dolor y la inflamación causados por una infección dental. Para obtener un resultado significativo, debe repetir el tratamiento varias veces al día durante algunas semanas.

13. Asafetida
Asafetida también se llama asafétida. Es una goma de mascar que se toma del tallo de la especie férula. Asafetida se usaba a menudo como especia en Roma. Aunque la asafétida no se cultiva comúnmente en la India, los indios han utilizado asafétida en la cocina y la medicina durante siglos. Asafetida es el remedio versátil que le ayuda a tratar muchos problemas y enfermedades como la bronquitis, el asma y la tos . Además, los pacientes con infección dental pueden utilizar asafétida como solución eficaz. Los problemas dentales como el sangrado de las encías y el dolor de muelas se pueden tratar en casa con asafétida.
Para hacer este tratamiento, solo necesitas mezclar media cucharada de asafétida con dos cucharaditas de jugo de limón y luego calentar un poco la mezcla. Después de eso, debes sumergir un algodón en esta solución y luego aplicarlo en tu diente infectado. Espere unos minutos hasta que el dolor disminuya. Una forma alternativa de usar asafétida es freír asafétida en mantequilla clarificada y luego aplicarla en el diente afectado para un alivio significativo. Puede utilizar este tratamiento varias veces a la semana.

14. Hojas de guayaba
Debido a que las hojas de guayaba contienen propiedades analgésicas, antiinflamatorias y antimicrobianas, las hojas de guayaba se pueden utilizar como un remedio eficaz para el dolor de muelas y las infecciones dentales. Para aliviar el dolor causado por un diente con absceso, simplemente debe masticar una o dos hojas de guayaba hasta que se libere el jugo y ayude a reducir el dolor del diente con absceso. Además, también puedes utilizar hojas de espinaca en los mismos pasos. Las hojas de espinaca crudas también pueden ayudarlo a reducir el dolor de dientes y la infección.
Alternativamente, si no desea masticar las hojas de guayaba, puede hacer un enjuague bucal de guayaba. Los pasos sobre cómo hacer un enjuague bucal de guayaba en casa son muy sencillos y fáciles de seguir. Solo necesitas poner tres de cinco hojas de guayaba en el agua hirviendo. Después de eso, déjelo enfriar unos minutos. Asegúrese de que la solución tenga una temperatura cálida. Agrega un poco de sal a esta solución y úsala como enjuague bucal. Puede usar este enjuague bucal de guayaba a diario para obtener un gran resultado. Aunque no sufras de infección dental o absceso dental, este enjuague bucal te ayudará a promover la salud bucal.

15. Extracto de vainilla
La gente hace extracto de vainilla disolviendo la vaina de vainilla en alcohol para crear el líquido con un color oscuro y un aroma natural de vainilla. Aunque el extracto de vainilla está hecho de alcohol, el alcohol se evaporará cuando se exponga a altas temperaturas, por ejemplo al hornear. El extracto de vainilla sabe bien y puede brindarle muchos beneficios para la salud. Por ejemplo, debido a que el extracto de vainilla contiene propiedades antioxidantes, le ayudará a eliminar la toxina y el químico dañino de su cuerpo. Como uno de los remedios caseros para la infección dental, el extracto de vainilla puede matar los gérmenes y las bacterias dañinas que causan la infección dental o el absceso dental. Además, el extracto de vainilla muestra los grandes beneficios si lo utilizas como complemento para la salud o conservante de alimentos.
Según estudios en animales realizados en 2011, se ha demostrado que el extracto de vainilla tiene poderosas capacidades protectoras del hígado, así como propiedades antiinflamatorias. Los investigadores encontraron una disminución significativa en la inflamación general de los animales usando el tratamiento con extracto de vainilla. Por tanto, el extracto de vainilla también ayuda a aliviar el dolor y la inflamación provocados por la infección dental. Debido a sus efectos calmantes, el tratamiento con extracto de vainilla le ayudará a adormecer el dolor de muelas. Hay muchos beneficios para la salud del extracto de vainilla, como reducir el colesterol, eliminar la grasa almacenada en el cuerpo y prevenir problemas cardíacos. Sin embargo, en este artículo sobre remedios caseros naturales para el dolor por infección dental, no mencionaré detalles. Para usar extracto de vainilla como remedio para la infección dental, debe empapar el hisopo de algodón en el extracto de vainilla y luego aplicarlo en el diente afectado. Si lo desea, puede hacerlo varias veces al día para obtener un alivio significativo.

16. Jugo de pasto de trigo
La gente cultiva pasto de trigo a partir de semillas de trigo que contienen una gran cantidad de clorofila. La gente puede exprimirlo; sin embargo, puede tomar pasto de trigo como suplemento. Wheatgrass está en la parte superior de la lista de alimentos que tiene muchos beneficios beneficiosos y nutrientes necesarios para su cuerpo. El jugo de pasto de trigo no solo tiene muchos beneficios para la salud como alimento rico en nutrientes, sino que también se utiliza como un remedio casero eficaz para el dolor de muelas y las infecciones dentales. La posible razón puede ser que contiene propiedades antibacterianas naturales que lo ayudan a luchar contra los gérmenes y bacterias dañinos que causan caries e infecciones dentales.
Para tratar el absceso dental, se puede usar jugo de pasto de trigo como enjuague bucal. Le ayudará a absorber la toxina en la boca, evitará que las bacterias dañinas crezcan y se propaguen. También ayuda a mantener bajo control la infección dental y a acelerar el proceso de curación. Para un mejor resultado y alivio, simplemente puede masticar el pasto de trigo. Este tratamiento debe repetirse varias veces.

17. Compresa fría
Las compresas frías hechas de cubitos de hielo se han utilizado para adormecer el dolor durante años. También es eficaz para tratar infecciones dentales o abscesos dentales. El uso de compresas frías le dará un alivio significativo del dolor punzante. Debes envolver algunos cubitos de hielo en el paño fino y limpio. Debe mantener la solución en la mejilla cerca del diente afectado donde siente el dolor durante unos minutos. Sin embargo, si siente más dolor, deje de hacer este tratamiento. La posible razón es que puede tener los nervios expuestos. Una técnica de acupresión que funciona para el dolor de dientes es frotar cubitos de hielo entre los dedos índice y pulgar durante unos minutos.

18. Plátano crudo
El plátano es un tipo de banano que se cultiva comúnmente en los países tropicales. Debido a que el plátano es menos dulce y más almidonado que el plátano, esta fruta a menudo se cuece al vapor, se fríe o se hierve. Sin embargo, puedes comer plátano maduro crudo. Se dice que el plátano tiene muchos compuestos antioxidantes, minerales, vitaminas y fibra soluble que pueden ayudarlo a estimular su sistema intestinal. Muchos estudios han descubierto que el plátano tiene muchos beneficios excelentes y maravillosos para la salud. Por ejemplo, comer plátano le ayudará a prevenir varias enfermedades infecciosas relacionadas con la diarrea. El plátano crudo es la gran fuente de vitaminas y minerales como fósforo, magnesio y potasio , tiamina, que es necesaria para la salud.
Sorprendentemente, los pacientes con infección dental o absceso dental pueden usar plátano crudo como tratamiento natural eficaz. El uso de plátano macho crudo le ayudará a reducir el dolor de dientes, la hinchazón y la inflamación. Además, eliminará las bacterias que causan la infección dental y evitará que se propaguen por la boca. Debe tomar algunas hojas de plátano crudo y triturarlas finamente. Después de eso, aplique las hojas de plátano machacadas en su diente afectado. Deje que las hojas crudas de plátano se asienten en su diente durante aproximadamente 20 a 25 minutos hasta que el dolor se reduzca significativamente. Después de eso, puedes quitar las hojas de plátano machacadas de tu diente y enjuagarte la boca con el enjuague bucal. Se recomienda repetir los tratamientos varias veces al día para eliminar eficazmente la hinchazón y el dolor de muelas.

19. Bicarbonato de sodio
El bicarbonato de sodio es el ingrediente versátil y disponible que puede encontrar en el mercado o en la tienda local. Le ayudará a mantener bajo control el nivel de PH de la saliva. La saliva juega un papel importante en la remineralización de los dientes; como resultado, hará que sus dientes sean más resistentes a las infecciones. Debido a que el bicarbonato de sodio es eficaz para limpiar los dientes y las encías, se incluirá en una lista de remedios caseros naturales para las infecciones dentales.
En primer lugar, debes mezclar media cucharada de bicarbonato de sodio con suficiente sal en un bol. Mézclalo bien para crear una pasta fina. Después de eso, remoje una bola de algodón en agua y luego, cúbrala con la mezcla de sal y bicarbonato de sodio que preparó. Puede aplicar la bola de algodón preparada en el diente afectado o colocarla entre la mejilla y el diente con absceso. Debe dejarlo reposar durante varias horas y volver a aplicarlo con regularidad para eliminar la formación de pus en las encías y aliviar la infección. Sin embargo, puede aplicar bicarbonato de sodio directamente sobre el diente afectado sin preocuparse por los efectos secundarios no deseados. Otra forma de utilizar bicarbonato de sodio es el enjuague bucal. Solo necesitas agregar una cucharada de bicarbonato de sodio en un vaso de agua. Revuelva bien para asegurarse de que el bicarbonato de sodio se disuelva por completo en el agua.

20. Semillas de sésamo
Se dice que las semillas de sésamo tienen propiedades antibacterianas que pueden ayudarlo a aliviar el dolor de manera efectiva. Por lo tanto, el uso de semillas de sésamo te ayudará a aliviar el dolor de muelas causado por un absceso dental y a reducir la infección por bacterias. Vierta una taza de agua en la cacerola y agregue 4 cucharaditas de semillas de sésamo . Después de eso, hierve la mezcla durante unos minutos. Apaga el fuego y deja que se enfríe un poco. Sumerja la bola de algodón en agua con semillas de sésamo y aplíquela sobre el diente afectado. Cuando realice este tratamiento, debe frotar suavemente la bola de algodón humedecida en solución por todo el diente afectado. Se recomienda repetir este tratamiento varias veces al día.

21. Caléndula
La caléndula se ha utilizado como remedio infeccioso tópico para heridas resistentes desde hace siglos. Se dice que el uso tópico de la caléndula te ayudará a tratar la inflamación y acelerar el proceso de curación de diferentes heridas resistentes como eccemas, quemaduras y otras inflamaciones de la piel. Además, la caléndula se puede utilizar como enjuague bucal para tratar muchos problemas bucales, como úlceras bucales, gingivitis, aftas bucales y dolor de garganta. Los pacientes con acné pueden aplicar caléndula en la cara y la piel afectada. Por lo tanto, no es de extrañar que la caléndula sea uno de los remedios caseros eficaces para el dolor de las infecciones dentales. Puede ayudarlo a reducir la inflamación y aliviar el dolor causado por la infección dental. En primer lugar, debes triturar unas hojas de caléndula para hacer la pasta fina. Use una bola de algodón para aplicar esta solución en su diente infectado. Déjelo reposar durante una hora antes de enjuagarlo con agua tibia. Debe repetir el proceso varias veces para obtener un alivio significativo del dolor y la inflamación.
22. Aceite de oliva
El aceite de oliva puede ayudarlo a reducir el dolor y la inflamación, que son los síntomas del absceso dental. La posible razón puede ser que el aceite de oliva tiene un componente especial que es el eugenol. Este componente puede matar todos los gérmenes y bacterias dañinas que causan infecciones dentales. Además, debido a sus propiedades antibacterianas, el aceite de oliva acelerará el proceso de curación. Solo necesitas poner una o dos cucharadas de aceite de oliva en un tazón pequeño. Sumerja la bola de algodón en esta solución y luego aplique la bola de algodón en el diente afectado. Mantenga durante unos minutos hasta que vea la disminución del dolor. Para curar eficazmente la condición de infección dental, se recomienda repetir el proceso 2 o 3 veces al día.

23. Patatas
Se dice que las patatas son eficaces en el tratamiento de cualquier infección, incluido el absceso dental. Sin embargo, llevará tiempo deshacerse de la infección por completo. Aunque las patatas no le ayudan tan rápido como otros remedios caseros para la infección dental, este tratamiento debe probarse por su seguridad y resultado. En primer lugar, debes comprar las patatas crudas. Asegúrese de que estas papas se cultiven de forma natural sin agregar ningún pesticida o medicamentos dañinos. Corta las patatas en trozos pequeños. Aplique un pequeño trozo de papa en su diente infectado. Puedes dejarlo toda la noche. Por la mañana, después de despertarse, puede quitarse el trozo de papa del diente, enjuagarse la boca sin enjuague bucal y ver el alivio significativo del dolor. Si este tratamiento le resulta efectivo, puede aplicarlo todas las noches para obtener un resultado satisfactorio.
24. Papaya
Todos sabemos que la papaya es la fruta que tiene la gran fuente de nutrientes y propiedades antioxidantes. El uso de papaya como uno de los remedios caseros para las infecciones dentales le ayudará a reducir las bacterias dañinas y acelerar el proceso de recuperación. Solo necesitas pelar la piel de la papaya y cortar la papaya en rodajas pequeñas. Frote la rodaja de papaya directa y suavemente sobre el diente con absceso y las encías alrededor del diente. Debes dejarlo durante una hora. Después de eso, lávese la boca con enjuague bucal y vea el gran resultado. Se recomienda repetir el proceso durante unos días para lograr el alivio completo de un absceso dental o una infección dental.
25. Sello de oro

El sello de oro, una hierba perenne, se cultiva popularmente en los bosques del valle del río Ohio y otras regiones del noreste de los Estados Unidos. Se dice que la raíz de sello de oro se usaba a menudo en la medicina indígena estadounidense como estimulante, repelente de insectos, lavado o diurético para ojos inflamados o doloridos.. Además, las personas también usaban sello de oro para curar úlceras y heridas de flecha. Sorprendentemente, el sello de oro se considera uno de los remedios caseros para las infecciones dentales. Para curar un absceso dental o una infección dental, solo necesita media cucharadita de polvo de sello de oro y luego aplíquelo directamente en el diente con absceso donde siente dolor. Deje que el sello de oro se asiente sobre su diente infectado durante unos 20 minutos antes de lavarlo con un enjuague bucal antiséptico. Debe repetir el tratamiento durante unos días si desea tener un alivio significativo del dolor y la inflamación.
26. Equinácea
Equinácea es una hierba que pertenece a la familia de las margaritas - Asteraceae. Debido a que esta hierba se cultiva popularmente en Estados Unidos, también se la llama equinácea estadounidense. La gente ha utilizado la equinácea para luchar contra los resfriados y la gripe desde hace siglos. La equinácea se utiliza ampliamente en el mundo para diversos fines. Esta hierba es el remedio eficaz que le ayuda a curar muchas infecciones, enfermedades y afecciones como indigestión ácida, trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH), difteria, síndrome de fatiga crónica, mareos, herpes genital, enfermedad de las encías, malaria, migrañas, dolor. , reumatismo, picaduras de serpientes de cascabel, septicemia - infección del torrente sanguíneo, sífilis, infecciones por estreptococos, gripe, tifoidea, amigdalitis, infecciones del tracto urinario e infecciones vaginales por hongos. Se han realizado muchos estudios para probar la eficacia de esta hierba. Para tratar la infección dental o el absceso dental, debe aplicar el polvo de equinácea en el diente afectado y luego mantenerlo durante unos 20 minutos antes de enjuagarlo con agua tibia. Debe aplicarlo regularmente para obtener un gran resultado.

En ocasiones, el absceso o la infección del diente es grave y demasiado desagradable para soportarlo. Sin embargo, no puede reunirse con el dentista de inmediato debido a una posición difícil; estos remedios caseros le darán un alivio temporal. Sin embargo, puede reducir el riesgo de desarrollar una infección dental con algunos consejos y técnicas eficaces. Se recomienda usar la pasta de dientes que contiene flúor para cepillarse los dientes y enjuagarse la boca con agua fluorada para reducir la posibilidad de un absceso. El limpiador interdental o el hilo dental le ayudarán a evitar que las bacterias dañinas crezcan y se propaguen en su boca; como resultado, evitará la caries o la infección dental. Para asegurarse de lavarse los dientes correctamente, debe cambiar el cepillo de dientes cada 3 meses. Un enjuague bucal antiséptico o con flúor protegerá sus dientes. Mantenga sus dientes limpios dejando algunos malos hábitos, incluido el tabaquismo. Estimule su sistema inmunológico aumentando la ingesta de vitamina C y ácidos grasos omega-3. Y finalmente, debe visitar a su dentista con regularidad para que revise y limpie sus dientes.
 
Top