Afasia Causas y Síntomas

GuiasPracticas

Administrator
Staff member
#1
La afasia es una enfermedad que te impide comunicarte. Puede afectar tu capacidad de hablar, escribir y comprender el lenguaje, tanto verbal como escrito. Generalmente, la afasia se presenta en forma repentina después de un accidente cerebrovascular o una lesión en la cabeza. Pero también puede aparecer gradualmente a causa de un tumor cerebral de lento crecimiento o una enfermedad que causa daño progresivo y permanente (degenerativa). El grado de discapacidad depende del lugar y de la gravedad del daño cerebral y de qué es lo que lo causó.

Una vez que se ha abordado la causa, el principal tratamiento para la afasia es la terapia del habla y del lenguaje. La persona con afasia vuelve a adquirir y practicar las habilidades del lenguaje, y aprende a comunicarse de otras maneras. Los familiares generalmente participan en el proceso y ayudan a la persona a comunicarse.

La afasia es signo de alguna otra afección, como un accidente cerebrovascular o un tumor cerebral.

Las siguientes conductas son frecuentes en personas con afasia:
Hablar en oraciones cortas o incompletas
Decir oraciones sin sentido
Sustituir una palabra o un sonido por otro
Decir palabras irreconocibles
No comprender conversaciones de otras personas
Escribir oraciones sin sentido


La gravedad y la dimensión de los problemas dependen de la extensión del daño y la zona afectada del cerebro.

Tu médico puede referirse a la afasia como no fluente, fluente o global:
Afasia no fluente. Los daños a la red de lenguaje cerca del área frontal izquierda del cerebro suelen derivar en afasia de Broca, que también se denomina «afasia no fluente». A las personas con este trastorno les cuesta expresarse, hablan en oraciones muy cortas y omiten palabras. Por ejemplo, una persona podría decir «querer comida» o «caminar parque hoy». En general, los oyentes pueden comprender el significado.

Las personas con afasia de Broca pueden comprender lo que dicen los demás mejor de lo que pueden expresarse ellas. Suelen estar al tanto de su dificultad para comunicarse y pueden sentirse frustradas. Las personas con afasia de Broca también pueden tener parálisis o debilidad del lado derecho. Afasia fluente. Las personas con este tipo de afasia pueden hablar con facilidad y fluidez usando oraciones largas y complejas que no tienen sentido o contienen palabras irreconocibles, incorrectas o innecesarias. En general, les cuesta comprender el lenguaje oral y suelen no darse cuenta de que los demás no los entienden. También conocido como «afasia de Wernicke», este tipo de afasia es el resultado de daños a la red de lenguaje de la mitad izquierda del cerebro. Afasia global. La afasia global surge a partir de daños importantes a las redes de lenguaje del cerebro. Las personas con afasia global tienen discapacidades graves de expresión y comprensión.

La causa más frecuente de afasia es el daño cerebral que resulta de un accidente cerebrovascular, es decir, el bloqueo o la rotura de un vaso sanguíneo en el cerebro. La falta de suministro de sangre al cerebro produce la muerte de las células cerebrales o daño en las regiones que controlan el lenguaje.

El daño cerebral producido por una lesión grave en la cabeza, un tumor, una infección o un proceso degenerativo también produce afasia. En estos casos, la afasia generalmente ocurre con otros tipos de problemas cognitivos, como problemas de memoria o confusión.

«Afasia progresiva primaria» es el término que se utiliza para la dificultad del lenguaje que se desarrolla gradualmente. Esto se debe a la degeneración gradual de las células cerebrales ubicadas en las redes del lenguaje. En ocasiones, este tipo de afasia avanza a una demencia más generalizada.

En ocasiones, pueden ocurrir episodios temporales de afasia. Estos episodios pueden deberse a migrañas, convulsiones o a un accidente isquémico transitorio. Un accidente isquémico transitorio ocurre cuando se bloquea temporalmente el flujo de sangre hacia una región del cerebro. Las personas que han sufrido un accidente isquémico transitorio están expuestas a un mayor riesgo de tener un accidente cerebrovascular en un futuro cercano.
 
Top