Estudios recientes muestran que la inflamación conduce a la diabetes

GuiasPracticas

Administrator
Staff member
#1
Estudios recientes muestran que la inflamación conduce a la diabetes
Cuando la mayoría de los expertos hablan de diabetes, se centran principalmente en el nivel de azúcar en sangre. Sin embargo, una nueva investigación muestra que la inflamación juega un papel importante en la diabetes. Este artículo señalará los hechos más importantes sobre la inflamación y su papel en el desarrollo de la diabetes. Además, le proporcionará información sobre alimentos antiinflamatorios que podrían ayudarlo a combatir la inflamación en su cuerpo.

¿Nuestra respuesta inflamatoria es buena para nosotros?

La respuesta inflamatoria es el mecanismo de defensa más importante del organismo. Nuestro sistema inmunológico juega un papel clave en él, y sin él, no podríamos sobrevivir como especie. Todos los organismos vivos de la Tierra tienen algún tipo de sistema inmunológico que les ayuda a combatir los gérmenes infecciosos que cubren cada centímetro cúbico del aire y el agua del planeta.

"Si es tan importante, ¿por qué tengo que luchar contra él?" Tu puedes preguntar...

Bueno, no todas las respuestas inflamatorias son buenas para nosotros.

La inflamación aguda nos ayuda a combatir las infecciones (por ejemplo, la hinchazón, el picor y el ardor que sientes cuando te pica un mosquito es una respuesta inflamatoria). Es una "buena inflamación".

La inflamación crónica es la que queremos combatir. Es un proceso prolongado de inflamación de bajo grado que cambia el perfil hormonal de nuestro cuerpo y daña los tejidos corporales.

La inflamación crónica es el proceso que no puede resolverse por sí solo (a diferencia de la inflamación aguda) y tiende a empeorar con el tiempo. La inflamación crónica se observa comúnmente en personas con acceso a la grasa corporal. Esto también se conoce como inflamación metabólica. Las personas con enfermedades autoinmunes, como artritis reumatoide, tiroiditis de Hashimoto y psoriasis tienden a tener un aumento de la inflamación crónica.

¿Qué conecta la diabetes con la inflamación?

Todo el proceso es bastante complicado, pero pongámoslo en palabras simples.

¿Cómo actúa la insulina en personas sanas?

La insulina, la hormona responsable de la regulación del azúcar en sangre, necesita unirse a su receptor expuesto en una célula diana. Una vez que la molécula de insulina "agarra" su receptor, comienza la señalización descendente (una cascada molecular compleja), la célula "abre" algunos de sus canales de transporte, transfiriendo el azúcar de la sangre a las células, bajando así el nivel de azúcar en sangre.

¿Qué sucede si hay inflamación crónica en el cuerpo?

Muchos estudios muestran que los mediadores inflamatorios (que son moléculas de señalización especiales que regulan la intensidad de la inflamación) interrumpen la señalización posterior de la insulina, de modo que el nivel de azúcar en sangre permanece elevado durante más tiempo. Esta condición se conoce como "resistencia a la insulina" y es "el primer paso hacia la diabetes".

¿Qué comer para reducir la intensidad de la inflamación crónica en el cuerpo?

El alimento que contiene ácidos grasos Omega-3 (se pueden encontrar en semillas de lino, nueces, aceite de nuez, aceites de pescado, etc.) puede curar activamente la inflamación al proporcionar los nutrientes necesarios que modulan la respuesta inmunológica. [Ii] Este no es el único beneficio de los ácidos grasos poliinsaturados omega-3: las personas que consumen estos en cantidad suficiente tienen un riesgo menor de sufrir ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares [iii].

Además, los arándanos, el jengibre, las semillas de chía, la cúrcuma, el salmón salvaje, los pimientos rojos, el brócoli, los tomates, el aceite de oliva, los frijoles negros, las espinacas y la piña son solo una pequeña fracción de los alimentos que se sabe que tienen propiedades antiinflamatorias. También debe aumentar la cantidad de verduras y frutas en su dieta para obtener todos los beneficios de la fibra.

Tenga en cuenta que, cuando se trata de salud, el secreto está en el equilibrio. Un buen plan de alimentación y actividad física te ayudarán a mantener y mejorar tu salud. La consistencia es otro secreto para una vida larga y saludable. Comer sano dos días a la semana tiene el mismo efecto en su salud que comer sano cero días a la semana. Sea paciente, sea consistente con los hábitos saludables y antes de que se dé cuenta, notará la diferencia en los mensajes que su cuerpo le envía.
 
Top